Posts Tagged ‘Pablo Solon’

Bolivia no lleva propuestas para Río+20

Tuesday, April 24th, 2012

LA PAZ/OPINIÓN | 22/04/2012 |

El Gobierno boliviano se marginó totalmente de la próxima Conferencia Mundial sobre la preservación del planeta tierra, denominada Río +20 que se realizará en julio próximo, al extremo de que el documento oficial que discutirán delegados y gobiernos ni siquiera incluye el término Madre Tierra, acuñado y promovido por la administración del presidente Evo Morales.

Mother Earth Rights defender Pablo Solón (Photo © Pueblos de la Tierra)

Mother Earth Rights defender Pablo Solón (Photo © Pueblos de la Tierra)

La denuncia la hizo a OPINIÓN el exembajador del gobierno de Morales, ante las Naciones Unidas, Pablo Solón, quien también fue parte del equipo y proceso de negociación de Bolivia en las anteriores Cumbres sobre Cambio Climático, tanto en Durban (2011) como en Cancún (2010).

El exembajador calificó esta situación de “preocupante” para Bolivia, ya que existe un documento consolidado de todas las propuestas que hicieron llegar los países y grupos negociadores que asistirán a la Cumbre y que se constituirá en la Declaración de Río. El límite para la presentación de propuestas venció el 29 de febrero y el país no presentó ninguna.

El documento presentado por países y grupos negociadores, según explicó Pablo Solón, no incluye ninguna de las posiciones que se discutieron en la Conferencia Mundial de los Pueblos y Derechos de la Madre Tierra realizada en Tiquipaya (2010).  Lamentablemente, dijo Solón, no es que no se haya recogido la posición boliviana, sino que el país no la presentó.

El exembajador Solón afirmó que el actual negociador para Río +20, René Orellana, trató de justificar la ausencia boliviana señalando que la estrategia será presentar la propuesta en el G77 + China (grupo de países en vías de desarrollo). Solón aseguró, sin embargo, que bajo el nombre de G77 tampoco se podía encontrar las propuestas de Bolivia, “al extremo de que ni siquiera la palabra Madre Tierra figura en el documento consolidado”.

Los países industrializados llevan la delantera.

En Río +20, al parecer, no se debatirá sobre los derechos de la naturaleza sino cómo mercantilizarla.

Según explicó Solón, los países más industrializados del norte presentarán la propuesta de la “economía verde” que si bien es un término “naif” y aparentemente inocuo, es en realidad una serie de mecanismos para llevar adelante procesos de mercantilización de las funciones de la naturaleza. Es esa propuesta que los países industrializados pretenden que se apruebe en Río + 20.

“Lo vemos en la propuesta consolidada que está en mesa, hay una clara propuesta de los países industrializados, la solución es más capitalismo, un capitalismo ‘verde’ que incorpore a la naturaleza”, advierte el exembajador.

Pablo Solon (Photo @ Rebecca Sommer)

Pablo Solon (Photo @ Rebecca Sommer)

Y la respuesta, agrega, es solamente defensiva. Los países en vías de desarrollo aglutinados en el G77 + China, tienen en su propuesta defensiva el lenguaje acordado en el marco de Naciones Unidas: derecho al desarrollo, soberanía, no intervención en asuntos internos, derecho al agua, todos de importancia “pero no hay una nueva propuesta para decir queremos esto o proponemos esta otra visión”.

La propuesta redondeada y que será defendida por los países industrializados parte de la afirmación de que hay un desequilibrio con la naturaleza debido a que ésta no se ha incorporado como parte del capital. “Proponen que haya un capitalismo tridimensional, que tenga un soporte físico (maquinarias, insumos), un soporte humano (los trabajadores) y una tercera que sea la naturaleza, y solo en la medida en que se incorpore la naturaleza a los procesos de mercado –como objeto material y como procesos y funciones que cumple- se podrá preservar ese equilibrio porque tendrá un precio”, explicó Solón.

Antes, agrega Solón, hubo procesos de mercantilización de la naturaleza, por ejemplo los árboles, madre, de plantas, “pero nunca antes hasta ahora hubo un proceso de mercantilización de las funciones”. En otras palabras, ya no se trata de la madera del árbol, sino de la capacidad de absorción de gases de efecto invernadero del bosque.

Perdimos la oportunidad.

Sin una propuesta alternativa, que Bolivia tuvo la oportunidad de presentar hasta el 29 de febrero y no lo hizo, el resultado de la conferencia no es el más esperanzador.

Previa a la reunión de julio, los movimientos sociales se reunirán en mayo para debatir qué se hace, pero Solón advierte que sin una propuesta alternativa, se puede prever el resultado de las negociaciones.

El gran error, según Pablo Solón, es haber tratado a la naturaleza como un objeto y ponerle precio a todo, cuando lo sensato es respetar las leyes intrínsecas de la naturaleza, sus ciclos vitales y reconocer que los seres humanos son parte de esa naturaleza, y no está por encima de ella.

Por su parte, el mercado capitalista debe reconocer que la actividad económica tiene límites, uno de ellos es cuando se empieza a afectar los ciclos vitales y la capacidad regenerativa del planeta.

La visión trabajada en Tiquipaya –reconocer que se vive en un sistema interdependiente- está ausente del documento de Río + 20. Pese a que el negociador boliviano señaló que se iba a incluir este fin de mes en la ronda que se inicia en Nueva York, esa posibilidad es muy remota o inexistente, según Solón. Bolivia perdió su oportunidad.

Datos.

Dióxido de carbono

El negocio “verde” tiene además una cadena de intermediación. El costo de una tonelada de dióxido de carbono depende de la demanda. Si ésta es mucha el valor de la tonelada puede ser de 40 a 50 dólares americanos. En algún momento la tonelada se cotizaba a 30 dólares, pero hoy está entre tres y siete dólares, según explicación del exembajador ante la ONU, Pablo Solón.

Fracaso

La baja de estos precios obedece al fracaso de la Cumbre de Durban (Sudáfrica 2011), en la que los compromisos de reducción son tan bajos que las empresas de los países industrializados no están ni presionadas ni obligadas a efectuar grandes reducciones.

Mecanismo ficticio

Así, resulta en un negocio ficticio. Si en un mercado de maderas se produce mesas o escritorios, en el caso de los certificados de emisiones no se produce nada, el bosque siempre ha absorbido dióxido de carbono.

Lógica perversa vs realidad

Entrar a una “economía verde” no garantiza recursos para una gestión integral del bosque, por ejemplo. El exembajador de Bolivia ante la ONU, Pablo Solón explica que con el mecanismo de los certificados de emisión, generaría recursos de acuerdo al costo de la tonelada de dióxido de carbono, sin embargo lo que realmente llegaría a la comunidad o país no supe-raría el 25 por ciento del total, “tres cuartas partes de ese dinero se van al sistema de intermediarios”.

Una opción real, planteada originalmente hasta el año pasado, es lograr recursos reales que provengan no de un mecanismo de mercado sino de un impuesto a las transacciones financieras internacionales, afirma Solón.

El exembajador hace referencia a un estudio de la CEPAL, que señala que de aplicarse un impuesto del 0.05 por ciento podría recabarse 680 billones de dólares, mientras que el mecanismo de mercantilización de los bosques, a través de su capacidad de absorción de dióxido de carbono, solo lograría 10 billones de dólares.

El negocio de la economía verde

La llamada –economía verde- que impulsan los países desarrollados y las propias Naciones Unidas y que constituye la propuesta central de la Conferencia de Río +20 de julio próximo, propone poner un precio a la capacidad de absorción de dióxido de carbono de los bosques y venderlo a las industrias que contaminan, y pagar para que no se deforeste, en lugar de pagar para que se preserve.

Según la explicación de Pablo Solón, exembajador del actual Gobierno ante las Naciones Unidas, es un mecanismo perverso la reducción de emisiones por la deforestación. “No es el pago por la conservación del bosque”.

Negocio ficticio, le llama Solón, porque no se produce nada. El bosque siempre ha estado absorbiendo el dióxido de carbono, de lo que se trata, agrega, es de introducir el tema a un sistema financiero que generará una gran ganancia pero al mismo tiempo especulación, por lo que será insostenible en el tiempo.

Para explicar esto de la economía verde, el exembajador al afirmar que se trata de otra lógica, ejemplifica que una empresa en el norte para disminuir sus emisiones de dióxido de carbono tiene que bajar mil toneladas. Tendría dos opciones. Una, cambiar maquinaria, chimeneas, etc., o, la otra, comprar certificados de reducción de emisiones de un bosque en algún país del sur. Así, la empresa podría asegurar que hizo la reducción de emisiones porque compró los certificados de determinado bosque.

Pero la empresa hará un cálculo de beneficio, prosigue explicando. Si para bajar mil toneladas debe invertir una cantidad que resulte mayor al costo de comprar los certificados, seguramente optará por comprarlos y podrá seguir contaminando el medio ambiente.

En última instancia, dice Solón, los certificados de reducción de emisiones se convierten en un permiso de contaminación para la empresa del país industrializado.

COP17: The Durban Package: “Laisser faire, laisser passer”

Saturday, December 17th, 2011

The Climate Change Conference ended two days later than expected, adopting a set of decisions that were known only a few hours before their adoption. Some decisions were even not complete at the moment of their consideration. Paragraphs were missing and some delegations didn’t even have copies of these drafts. The package of decisions was released by the South African presidency with the ultimatum of “Take it or leave it”. Only the European Union was allowed to make last minute amendments at the plenary.

Several delegations made harsh criticisms to the documents and expressed their opposition to sections of them. However, no delegation explicitly objected the subsequent adoption of these decisions. At the end, the whole package was adopted by consensus without the objection of any delegation. The core elements of the Durban Package can be summarized as follows:

1) A Zombie called Kyoto Protocol

· A soulless undead: The promises of reducing greenhouse gas emission for the second period of commitments of the Kyoto Protocol represent less than half of what is necessary to keep the temperature increase below 2°C.

· This Zombie (second period of the Kyoto Protocol) will only finally go into effect next year (COP 18).

· It is not known if the second period of the Kyoto Protocol will cover 5 or 8 years.

· United States, Canada, Japan, Russia, Australia and New Zealand will be out of this second period of the Kyoto Protocol.

· This will be known as the lost decade in the fight against climate change.

2) New regime of “Laisser Faire, Laisser Faisser”

· In 2020 a new legal instrument will come into effect that will replace the Kyoto Protocol and will seriously impact the principles of the United Nations Framework Convention on Climate Change.

· The core elements of this new legal instrument can be already seen due to the results of the negotiations: a) voluntary promises rather than binding commitments to reduce emissions, b) more flexibilities (carbon markets) for developed countries to meet their emission reduction promises, and c) an even weaker compliance mechanism than the Kyoto Protocol.

· The new legal instrument will cover all the States, effectively removing the difference between developing and developed countries. The principle of “common but differentiated responsibilities” already established in the Climate Change Convention will disappear.

· The result will be the deepening of the “Laisser Faire, laisser passer” regime inaugurated in Copenhagen, Cancun and Durban which will lead to an increase in temperature of more than 4°C.

3) A Green Fund with no funds

· The Green Fund now has an institutional structure in which the World Bank is a key player.

· The 100 billion is only a promise and will NOT be provided for by the developed countries.

· The money will come from the carbon markets (which are collapsing), from private investments, from credits (to be paid) and from the developing countries themselves.

4) A lifesaver for the Carbon Markets

· The existing carbon markets will live regardless of the fate of the Kyoto Protocol.

· Also, new carbon market mechanisms will be created to meet the emissions reduction pledges of this decade.

· It is a desperate attempt to avoid the loss of the carbon markets, which are collapsing due to the fall of the carbon credits, from 30 Euros per ton to 3 Euros per ton of CO2.

· Developed countries will reduce less than what they promise because they will buy Emission Reduction Certificates from developing countries.

5) REDD: a perverse incentive to deforest in this decade

· If you don’t cut down trees you won’t be able to issue certificates of reduction of deforestation when the REDD (Reducing Emission from Deforestation and Forest Degradation) mechanism comes into operation.

· CONSEQUENCES: deforest now if you want to be ready for REDD.

· The safeguards for indigenous peoples will be flexible and discretionary for each country.

· The offer of funding for forests is postponed until the next decade due to the fact that demand for Carbon Credits will not increase until then because of the low emission reduction promises.

¡Amandla! ¡Jallalla!

In the actions and events of the social movements in Durban, two battle cries emerged: “Amandla” and “Jallalla”. The first one is a Xhosa and Zulu word from South Africa which means “power”. The second word is an expression in aymara which means “for life”. “¡Amandla¡ °Jallalla!” means “¡Power for life!”

This is the “power for life” that we must build, that transcends borders, from our communities, neighborhoods, workplaces and place of study in order to stop this ongoing genocide and ecocide.

(*) Pablo Solón, international analyst and social activist. United Nations Ambassador and Chief Climate Change Negotiator from the Plurinational State of Bolivia.

http://www.facebook.com/solonpablo?sk=wall

http://pablosolon.wordpress.com/


VIDEO: PABLO SOLON warning about what happened at COP17 (September 10th, 2011)

Sunday, December 11th, 2011

Pablo Solon, former Ambassador and Bolivia’s lead negotiator at the UN Climate Change negotiations explains why the negotiated text of the UN Climate Change negotiations are a “Bad Deal”.
To watch VIDEO: PABLO SOLON explains the “Bad Deal” UNFCCC COP17 (September 10th, 2011)(filmed by Rebecca Sommer)
 PABLO SOLON explains in Rebecca Sommer's video the "Bad Deal" UNFCCC COP17

VIDEO: Pablo Solon explaining the problems with the United Nations Climate Change negotiations draft text during COP17 to journalist John Vidal from the Guardian

Sunday, December 11th, 2011

To watch VIDEO: Pablo Solon explaining the problems with the United Nations Climate Change negotiations draft text during COP17 to journalist John Vidal from the Guardian (filmed by Rebecca Sommer, Sommerfilms)

Pablo Solon explaining the problems with the United Nations Climate Change negotiations draft text during COP17 to journalist John Vidal from the Guardian (Photo+video ©Rebecca Sommer)

Pablo Solon explaining the problems with the United Nations Climate Change negotiations draft text during COP17 to journalist John Vidal from the Guardian (Photo+video ©Rebecca Sommer)